1 2 3 4 5

ELS TRES XALETS cuenta con unos exteriores que son únicos e incomparables. Situado en la falda del Monasterio románico de Sant Pere de Rodes y a escasos metros del mar junto al propio mirador del pueblo costero de El Port de la Selva. Tiene cómo vistas la panorámica de este pueblo pesquero típico de la Costa Brava, de casas blancas, junto con su puerto y amarres, barcos pesqueros seguidos de gaviotas, la montaña rocosa, y la bahía con un mar azulado y transparente que varía de tonalidad a lo largo del día. Con tan solo bajar unas escaleras se tiene acceso a las calas de enfrente, calas de aguas cristalinas típicas de la Costa Brava aptas para nadar, el buceo, windsurf y demás deportes acuáticos. Las vistas de ELS TRES XALETS, únicas e incomparables, son tan apreciadas y de tan gran belleza que las comidas se alargan hasta el atardecer, las reuniones son inolvidables y su recuerdo te acompaña cuando es evocado.

Se sitúa en frente de la casa una gran área de césped, de unos 1000m², desde la que se contemplan estas vistas. Desde la casa se aprecia esta explanada agradable de verde hierba, con olivos a su derecha, signo de hospitalidad, y un gran pino a su izquierda, manteniendo de esta forma impoluta la panorámica de las vistas.

Hay un profundo respeto a la flora local y la propia del Mediterráneo. La finca tiene como ejemplos olivos, un limonero, un naranjo, un almendro, una higuera, bugambillas, madre selvas, glicinas,la enredadera trepadora en toda la fachada principal de la casa junto con una vid, higos chumbos, rosales, pitas, lirios salvajes, y a lo largo del bosque, se encuentran jara o estepa, biércol, hinojo, cantueso, aliagas, retama, romero, jazmines, lavanda, laurel, e incluso al límite izquierdo de la casa, en el paso de la riera, están las moras tan típicas del mediterráneo.

De la misma forma Els Tres Xalets es un lugar en el que anidan especies de aves tan apreciadas como: búho, paloma torcaz, urraca, gorrión, ruiseñor…, y una familia de abubillas que todas las primaveras acude puntual a su segunda residencia.

De los exteriores hay que hacer especial referencia a:

El Pinar Els Tres Xalets cuenta con un área de pinos, que cubre más de la mitad de la finca. La zona se encuentra detrás de la casa y representa un pulmón de oxígeno para la casa e incluso para la zona. Se realiza un mantenimiento cuidadoso de los árboles, respetando no obstante el aspecto asilvestrado que corresponde a un pinar del mediterráneo. El pinar invita al paseo, en él se ubica el camino, adaptado también a minusválidos, que va desde el parking a la pérgola, la piscina y la zona del césped. Hay recovecos interesantes en el pinar como es la zona de cultivo de hierbas aromáticas, o un par de hamacas que invitan a una buena siesta.

El Solarium Además de la zona de la piscina con sus tumbonas y muebles exteriores, Els Tres Xalets cuenta, asimismo, con una terraza de más de 100m². En la parte superior de la casa que permite tomar el sol en plena intimidad y sin renunciar a unas vistas espectaculares.

Los Jardines Els Tres Xalets tiene un jardín delantero, una gran explanada de césped grande y abierta al mar, situada entre olivos y un gran pino.

Los Servicios El complejo dispone de unos servicios en un edificio nuevo y práctico, en pleno bosque, equidistante de todos los puntos neurálgicos de la finca.

Por la parte de detrás de la casa se encuentra el segundo jardín, bajo el eucalipto y el laurel, con suelo de pizarra y césped. Es un jardín más resguardado e íntimo. Soleado por la tarde, es un buen rincón para desayunar, tomar el té, disfrutar del pinar, los cipreses, y el canto de los pájaros que se agrupan en este espacio protegido del viento y la sal. Desde unos bancos de piedra de este jardín se puede contemplar el pueblo a través de los ventanales de la casa, dando la impresión de estar contemplando una pintura en vivo.